¿Cuándo debes cambiar los neumáticos de tu coche?

Comparte

El cambio de neumáticos es un proceso esencial para el coche. No solo garantiza la seguridad y rendimiento, sino que también brinda la oportunidad de mejorar la experiencia de conducción. Sin embargo, muchos conductores no saben cuándo es el momento adecuado para cambiar los neumáticos. En este artículo de Trámites DGT Online, te compartimos información clave para que puedas determinar cuándo es el momento adecuado para cambiar los neumáticos de tu coche.

¿Cuándo hay que cambiar los neumáticos?

La vida útil de un neumático comienza desde el momento en que se instala en el vehículo. Es importante tener en cuenta las recomendaciones de los fabricantes respecto al tiempo de uso. Por lo general, se aconseja inspeccionar los neumáticos del coche después de 6 años desde su montaje, incluso si no se han recorrido muchos kilómetros. Esta inspección debe ser realizada por profesionales para evaluar el estado de los neumáticos y determinar si es seguro seguir utilizándolos.

Incluso si los neumáticos parecen estar en buen estado físico, no se recomienda su uso más allá de los 10 años. Con el tiempo, el caucho de los neumáticos se deteriora, lo que puede afectar negativamente su rendimiento y seguridad. Incluso si no se ven signos visibles de desgaste, los neumáticos más antiguos pueden volverse más propensos a reventones, pérdida de tracción y otros problemas que comprometen la seguridad en la carretera. Es por ello que frente a la pregunta ¿Cuándo hay que cambiar los neumáticos?, resulta importante observar cada caso particular. 

Señales que indican que hay que cambiar los neumáticos

Cuando se trata de determinar cuándo cambiar los neumáticos de tu coche, hay varios factores que debes tener en cuenta. Aquí te presentamos algunas señales clave que indican que es hora de reemplazar tus neumáticos:

Desgaste de la banda de rodadura

La profundidad de la banda de rodadura es fundamental para el agarre y la tracción de los neumáticos. Si la banda de rodadura se desgasta hasta el punto en que alcanza el indicador de desgaste (generalmente a 1,6 mm de profundidad), es hora de cambiar los neumáticos. Es importante tener en cuenta que conducir con una banda de rodadura baja aumenta el riesgo de deslizamiento y pérdida de control del vehículo, especialmente en carreteras mojadas.

Grietas o deformaciones visibles

Inspecciona regularmente tus neumáticos en busca de grietas, cortes, protuberancias o deformaciones. Estos problemas pueden ser señales de un neumático deteriorado y comprometer su rendimiento y seguridad. Si observas cualquier daño estructural, es recomendable cambiar los neumáticos de inmediato.

Rendimiento deficiente en condiciones climáticas

Si vives en un área con cambios estacionales o condiciones climáticas extremas, es posible que necesites neumáticos específicos para enfrentar esas situaciones. Los neumáticos de invierno están diseñados para proporcionar una mejor tracción en carreteras nevadas o heladas, mientras que los neumáticos de verano ofrecen un rendimiento óptimo en climas cálidos. Si experimentas dificultades para conducir en condiciones climáticas adversas, puede ser el momento de considerar un cambio de neumáticos. ¿Por qué el consumo del coche en invierno es más alto?

Edad de los neumáticos

Aunque tus neumáticos puedan verse bien y tener suficiente banda de rodadura, también debes considerar su edad. Los fabricantes generalmente recomiendan cambiar los neumáticos cada 6 a 10 años. Puedes verificar la fecha de fabricación de tus neumáticos buscando un código de cuatro dígitos en el costado de estos. Los dos primeros dígitos indican la semana y los dos últimos el año de fabricación.

Si estás por comprar un coche de segunda mano, los neumáticos son un factor importante a observar. Te recomendamos leer el siguiente artículo: ¿Qué mirar en un coche antes de comprarlo?.

¿Qué pasa si retrasa el cambio de los neumáticos del coche?

Si retrasas el cambio de neumáticos más allá del punto recomendado, puedes enfrentar varias consecuencias negativas, que incluyen:

Riesgo de accidentes

Los neumáticos desgastados tienen menos agarre y tracción en la carretera, lo que aumenta la distancia de frenado y reduce la capacidad de maniobrar de manera segura. Esto incrementa el riesgo de accidentes, especialmente en condiciones de lluvia, nieve o hielo, donde se requiere un mayor agarre para mantener el control del vehículo.

Mayor riesgo de reventones

Los neumáticos desgastados son más propensos a sufrir daños estructurales, como cortes o deformaciones. Esto aumenta el riesgo de un reventón repentino mientras conduces, lo que puede causar una pérdida brusca del control del vehículo y poner en peligro tu seguridad y la de los demás en la carretera.

Pérdida de tracción

Los neumáticos desgastados son menos efectivos para proporcionar tracción en superficies resbaladizas. Esto puede hacer que el vehículo patine o derrape con mayor facilidad, lo que dificulta el control del automóvil y puede provocar accidentes.

Hidroplaneo

Cuando conduces sobre una superficie mojada, los neumáticos desgastados tienen dificultades para evacuar el agua entre la banda de rodadura y la carretera, lo que puede causar el fenómeno de hidroplaneo. El hidroplaneo ocurre cuando los neumáticos pierden contacto con la carretera y se deslizan sobre una fina capa de agua. Esto resulta en una pérdida de control del vehículo y puede ser extremadamente peligroso.

Multas

Conducir con neumáticos desgastados por debajo del límite legal puede resultar en multas y sanciones por parte de las autoridades de tránsito. Las sanciones económicas pueden llegar a ser de 200 euros por neumático. 

¿Cómo cuidar de los neumáticos para alargar su vida útil?

Cuidar adecuadamente tus neumáticos es esencial para garantizar su rendimiento, durabilidad y seguridad en la carretera. En Trámites DGT Online te compartimos algunos consejos importantes para el cuidado de tus neumáticos:

Mantén la presión de los neumáticos

Verifica regularmente la presión de los neumáticos y asegúrate de mantenerla dentro de los rangos recomendados por el fabricante del vehículo. La presión adecuada garantiza un desgaste uniforme de la banda de rodadura, un buen agarre en la carretera y un menor consumo de combustible. ¿Cómo saber qué presión llevan los neumáticos de tu coche? 

Conduce de manera segura

Una conducción agresiva, como frenazos bruscos, aceleraciones fuertes y tomar curvas a alta velocidad, puede desgastar rápidamente los neumáticos. Conduce de manera segura y evita maniobras bruscas que puedan someter a los neumáticos a un estrés excesivo. Conoce las técnicas de conducción eficiente.

Realiza rotaciones periódicas

Los neumáticos delanteros y traseros se desgastan de manera diferente debido a la distribución del peso del vehículo y la tracción. Realizar rotaciones periódicas ayuda a lograr un desgaste más uniforme y prolongar la vida útil de los neumáticos. 

Evita sobrecargar el vehículo

Cargar el vehículo con un exceso de peso puede ejercer presión adicional sobre los neumáticos, lo que puede acelerar su desgaste. Verifica la capacidad de carga máxima recomendada por el fabricante y evita excederla.

trámites

Conoce nuestros trámites

Transferencia de Vehículos

Cambia la titularidad de tu vehículo de manera fácil y rápida.

Distintivo Ambiental

Consigue el distintivo ambiental oficial de la DGT para tu vehículo.

Informe de Tráfico

Emitido directamente por la DGT y autentificado por nosotros.

Duplicado de Carnet de Conducir

Solicita un duplicado de tu carnet de conducir en caso de pérdida, robo o daño.

Cancelación de Reserva de Dominio

Cancela la reserva de dominio de tu vehículo a la entidad de crédito.

Noticias relacionadas

¿Necesitas ayuda?