¿Cómo funciona un coche híbrido?

Comparte

Un coche híbrido es aquel que emplea al menos dos fuentes de energía diferentes para mover el motor. Generalmente, este tipo de coches funcionan propulsados por un motor eléctrico y uno de combustión. A continuación detallamos cómo funciona un coche híbrido y cuáles son sus clasificaciones.

Al combinar fuentes de energía, los coches híbridos generan menos emisiones que los coches convencionales, por lo que la mayoría de ellos cuentan con la etiqueta medioambiental ECO de la DGT. Asimismo, resultan más eficientes en el consumo porque requieren de menos combustible.

Funcionamiento del coche híbrido

El coche híbrido funciona combinando un motor eléctrico con uno de combustión, que por lo general es de gasolina pero que también puede ser diésel. Ambos motores pueden trabajar juntos o separados para impulsar al coche. Su sistema de propulsión ofrece tres funciones diferentes de funcionamiento. 

El motor de combustión de un coche híbrido funciona de la misma manera que en un coche convencional, aunque en algunos casos no mueve al coche directamente, sino que se encarga de generar energía para alimentar la batería del motor eléctrico que es quien le da tracción a las ruedas. 

Un coche híbrido cuenta con dos baterías, una que opera para arrancar el motor de combustión y otra de tracción que da electricidad a los motores que impulsan las ruedas. Asimismo, el motor de combustión acciona un generador que carga la batería de tracción. 

La energía eléctrica es la que en la mayoría de los coches híbridos mueve al vehículo, aunque el sistema híbrido es autónomo. El mismo sistema de propulsión se encarga de gestionar las transiciones entre el motor eléctrico y el de combustión, sin que el conductor tenga que interferir en el funcionamiento. Es decir, dependiendo la velocidad o las necesidades del coche, va a activar más un motor u otro. Esta es una de las grandes ventajas de los coches híbridos, sus dos motores trabajan juntos eficientemente para ahorrar combustible y energía. 

En estos coches, el modo eléctrico puro funciona cuando la batería híbrida tiene la carga suficiente, y al mismo tiempo cuando respeta el límite de velocidad máxima a la que el motor eléctrico puede enviar potencia a las ruedas. Si no cumple con esto, el modo eléctrico puro no funcionará solo, y será complementado o reemplazado por el motor de combustión interna.

Coches híbridos según el tipo de funcionamiento

Los coches híbridos no funcionan todos de la misma manera es por ello que existen distintas clasificaciones según el tipo de funcionamiento. Dentro de los coches híbridos encontramos a los siguientes grupos: 

Híbrido en serie

Este tipo de coche es impulsado por el motor eléctrico, que es el encargado de darle tracción a las ruedas. El motor de combustión no tiene conexión con las ruedas ya que su objetivo es generar electricidad para que el motor eléctrico pueda mover al coche y se desconecta temporalmente cuando la batería se carga totalmente. 

Híbrido paralelo

En este tipo de coche híbrido los dos motores, tanto el de combustión como el eléctrico, trabajan para impulsar al vehículo. Pueden funcionar de forma individual o al mismo tiempo. Es por ello que también se los conoce como semi híbridos. 

Híbrido combinado

Los coches híbridos combinados son los que se mueven con el impulso de cualquiera de sus dos motores. Tanto el motor eléctrico como el motor de combustión están conectados a las ruedas.

¿Cuáles son los distintos tipos de coches híbridos?

Además de la clasificación según su tipo de funcionamiento, existen distintos tipos de coches híbridos según cual sea su sistema eléctrico. A continuación detallamos cada uno de ellos: 

Híbrido ligero

Este tipo de coche híbrido es el más simple y cuenta con menos emisiones y menos costes. En este caso el motor siempre alimenta el coche asistido por una batería. Este refuerzo de la batería reduce la carga de trabajo del motor de combustión. Asimismo, la energía de frenado es utilizada para recargar la batería. 

Híbrido full

En este coche, el motor eléctrico propulsa el vehículo y obtiene energía de la batería y del motor de combustión. Tiene como ventaja su capacidad de funcionar solo con el motor eléctrico en distancias cortas. De esta forma se reduce el consumo y sus emisiones. Este coche también se recarga de manera automática. 

Híbrido autorecargable (no enchufable)

Sus baterías se alimentan con la energía creada por el motor de combustión. No es necesario enchufarlo. Con este coche híbrido no hay que preocuparse por encontrar una estación de recarga. También se recargan mediante el proceso llamado frenado regenerativo, esta tecnología aprovecha la energía generada mediante la frenada para convertirla en electricidad que se almacena en la batería. 

Híbrido enchufable

Este coche puede autorrecargarse pero también recargarse desde una fuente externa de energía. Cuenta con baterías más grandes que le dan una autonomía 100% eléctrica. En un viaje corto a velocidad moderada y con una carga útil pequeña, este coche podría funcionar solo con la batería.

trámites

Conoce nuestros trámites

Transferencia de Vehículos

Cambia la titularidad de tu vehículo de manera fácil y rápida.

Distintivo Ambiental

Consigue el distintivo ambiental oficial de la DGT para tu vehículo.

Informe de Tráfico

Emitido directamente por la DGT y autentificado por nosotros.

Duplicado de Carnet de Conducir

Solicita un duplicado de tu carnet de conducir en caso de pérdida, robo o daño.

Cancelación de Reserva de Dominio

Cancela la reserva de dominio de tu vehículo a la entidad de crédito.

Noticias relacionadas

¿Necesitas ayuda?